Emprender Constantemente

Los emprendedores estamos sometidos a muchas presiones. Internas y externas, la cantidad de variables a las que nos vemos expuestos, ocasionan que seamos poco constantes en alguna de las actividades que debemos ejecutar en nuestra empresa.

Fuente: www.playersoflife.com

Yo no estoy exenta de eso. Recuerden que precisamente en esta serie de artículos les escribo desde mi propia experiencia en el emprendimiento.

Aunque muchos no lo imaginaran, la variable económica es una de las fuerzas más demoledoras de la constancia. No hay que olvidar que la gran mayoría de los emprendedores modernos no son personas con una posición socioeconómica cómoda y holgada. Generalmente, son personas que han tomado de sus ahorros para invertir en el capital de su empresa o idea de negocio, en el mejor de los casos. En muchos casos, el emprendimiento puede terminar de decidirse luego de haber quedado cesante en un empleo.

Fuente: www.fertiaguerrevere.com

¿Cómo la economía define la inconstancia?

Básicamente tiene que ver con el apuro por ser productivos, por empezar a facturar lo antes posible y por facturar la cantidad que nos permita mantener nuestro estilo de vida o recuperar el nivel perdido.

Lo cierto es que, como he dicho en otros artículos, el emprendedor ejecuta muchas funciones (administrativas, mercadeo, logística, etc.). Si ocupamos todo nuestro tiempo en buscar clientes o conseguir grandes proyectos que nos lleven a la facturación deseada; descuidamos las otras actividades de las que nos tenemos que hacer cargo. Muchas de esas acciones nos ayudan a conseguir y mantener a nuestros clientes satisfechos; así que si las descuidamos podríamos estar haciendo lo contrario a lo que queremos.

Otra variable externa importante es la presión social

Fuente: www.somostodosuno.com

Si tuviera un salón lleno de emprendedores y pidiera que levantaran la mano los presentes que han percibido duda, burla, descrédito y presión por familiares y amigos…

Todos levantarían la mano. 

Muchas veces, nos dejamos llevar por la pasión de demostrarle a todos que sí podemos y que sí somos exitosos y que sí podemos, no sólo serlo tanto como ellos, si no más.

Y ahí se nos van la energías, dejándonos llevar por las presiones externas nos desgastamos, aumenta el estrés, la autoexigencia y la energía se diluye. Resultado: un emprendedor agotado que no cuenta con la energía y la creatividad suficiente para mantener de forma constante sus actividades.

El tiempo tan intangible como apremiante… 

Fuente: blocjoampi.blogspot.com

La gran mayoría de los emprendedores no nos dedicamos únicamente a serlo.

Muchos son estudiantes, otros emprenden sin dejar su empleo hasta que se sientan seguros o porque sus empleos también les apasiona.

Otras somos madres y tenemos que negociar y adaptar nuestra agenda con los horarios y calendarios escolares, por decir lo menos. Las que son madres y lo que son padres, saben que detrás de ello hay mucho más que llevarlos al cole. Un importante número, tienen varias o todas estas responsabilidades al mismo tiempo.

El Reto de ser Constantes

Poco es lo que les pueda decir yo sobre las opciones que tenemos para ser constantes con ciertas actividades de nuestros negocios, incluso sería descarado porque los post en los blogs tienen fecha y podrán comprobar que uno de mis grandes retos es ser constante con mis publicaciones.

Así que primero compartiré las que se me han ocurrido hacer pero que aun estoy en proceso de lograrlo:

  • Hacer horarios con días y horas para la ejecución de estas actividades que descuidamos.
  • No negociar contigo mismo este horario, la clave de la constancia es la disciplina y uno de los grandes retos del emprendimiento es que las negociaciones son contigo mismo y en ellas puedes salir perdiendo, cuando crees que estás ganando.
  • Encontrar tiempo para hacer nada. ¡Oh sí! casi puedo escucharlos reír. 
El tiempo para descansar la mente de todas nuestras responsabilidades y dedicarnos a nosotros; sea durmiendo, leyendo un libro que nos guste, caminando, meditando, haciendo ejercicios, saliendo con amigos, etc.; es tan necesario que debería ser una ley. 
Fuente: www.bienestar.salud180.com

El tiempo que dedicamos a nosotros mismos desde el placer, se traduce en más energía creativa y más impulso. 

Si no nos damos tregua en ningún momento, llegará el punto en que nada se te ocurra, que tardes demasiado en sacar los trabajos, que estés malhumorado y que simplemente, no des más. 
O que termines negociando contigo mismo alguna actividad del emprendimiento porque después de todo no le estás fallando a un cliente. Pero si le fallas a tu propio negocio ¿qué pueden esperar tus clientes de ti?
Lo siguiente que haré exponerles aquí, los tips que he encontrado de otra fuente sobre la constancia y la disciplina:
Carmen Pineda en su artículo “Efecto Maratón, constancia para alcanzar el éxito”, hace una revisión el libro de Rafa Vega del mismo nombre y extrae algunos tips como:
  • Creer en uno mismo sin importar lo que te digan las demás personas.
  • Mantener la pasión por lo que te impulsa a seguir adelante. Y esto no está en el negocio como tal, si no en las personas importantes de tu vida, en tus pasiones, en tu amor. El equilibrio entre todas nuestras dimensiones es capital.
  • “Corre despacio, sueña de prisa”. Todos tenemos metas pero no podemos permitirnos que el apuro por llegar nos agote, porque el trecho entre tu estado actual y el deseado puede ser largo y no exento de obstáculos.
  • No caer en la tentación del “Ctrl+Z=deshacer”. Todos pasamos no por uno ni dos, si no por muchos momentos de desazón y agobio en el que nos sentimos tentados a abandonar bajo la sentencia “no puedo más”. Es muy importante caer en cuenta en que ésta es una trampa en la que no debemos caer.
Yo agregaré a todo esto que, siempre hay que tener en cuenta que los pasos previos a un emprendimiento se hayan cumplido, de lo contrario la insistencia podría terminar en catástrofe.
Aquí están los artículos que pueden ayudarte a revisar si te haz saltado un paso previo.
Por último, no olvides que las charlas constructivas ayudan mucho y éste es un espacio para compartir opiniones, experiencias, recomendaciones. Así que no seas tímido y armemos un foro en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*