Emprender Retos o Los Retos de Emprender

Generalmente encontramos en la web, artículos fabulosos sobre todo lo bueno y maravilloso del emprendimiento. Artículos, posts, tips, trinos y consejos que todos lo emprendedores agradecemos profundamente.

Fuente: emprenderenlaregion.com.ar

Gracias al maravilloso mundo web podemos compartir conocimientos y no parar de aprender y conocer cada día. Sin embargo, y a pesar de que los grandes genios nos han enseñado que se aprende más de los fracasos que de los éxitos; poco se habla del lado oscuro del emprendimiento.

No está demás aclarar que soy una feliz emprendedora y que, no sólo me siento satisfecha de haber emprendido el reto, si no que soy una ferviente promotora del emprendimiento; tanto a amigos como a clientes y en reuniones de capacitación de emprendedores, siempre me encontrarán dando un espaldarazo al emprendimiento y aportando de mis ideas y conocimientos para todos los que, tengan a bien escucharme.

Como parte de mi compromiso con el emprendimiento, impregnado evidentemente de mi muy particular personalidad, caracterizada por una sensatez y honestidad, para algunos incómoda; para otros caída del cielo; ya había decidido que este espacio lo dedicaría a posts diferentes y, hace unas cuantas semanas esta idea viene rondando mi cabeza.

El Emprendimiento en cualquier área está sometido a lo que podríamos denominar -por dar una referencia- Las Siete Plagas de Egipto y en este artículo pretendo iniciar el acercamiento a éstas, basadas en mi propia experiencia como emprendedora.

¿Qué valor moral tendría este artículo si no lo estuviera escribiendo desde mis propios conocimientos empíricos, sobre el tema?

Ninguna de las definiciones o descripciones son sacadas de libros, enciclopedias, diccionarios, ni artículos científicos. Para eso está la web, llena de páginas maravillosas con todo el conocimiento del mundo a tu disposición. Si sientes el deseo de buscar la definición exacta de algún término, te invito a buscarla en la maravillosa RAE o hacer una búsqueda por Google.

Las definiciones y descripciones las daré con base en mi experiencia y por tanto desde mi subjetividad. Esto, de hecho, es lo que considero más interesante; poder compartir mi experiencia esperando no sólo aportar a la comunidad de emprendedores, sino también que podamos nutrir más el tema con base en la experiencia y consejos de los que deseen participar.

1. La Incertidumbre. 

Es una horrible sensación de imprevisibilidad. Cuando decides o quieres emprender, te encuentras parado sobre una delgada línea entre un mundo iluminado y conocido y una habitación completamente obscura que no sabes qué dimensiones tiene, que objetos hay dentro y lo único que te han dicho es que es todo un universo maravilloso de felicidad, plenitud, prosperidad e independencia; pero lo cierto es que tus ojos sólo ven un hueco negro.

Fuente: www.happeninn.es

Esta sensación tiene más poder de lo que muchos se atreven a contar, gracias a la incertidumbre no salen a la luz millares de ideas de emprendimientos en el mundo.

Pregúntense ¿cuántas de las personas que ustedes conocen tendrán o han tenido una idea fabulosa pero han pasado la vida en su mismo puesto de trabajo? Pregunte por ahí también a las personas que conoce, a los otros emprendedores ¿cuánto tiempo tardaron en dar el paso del mundo conocido e iluminado, a la habitación obscura?

 Empieza claro, por hacer introspección y determinar ¿cuánto tiempo tardaste tú en dar ese paso?

La incertidumbre además, no desaparece una vez que das el paso, no. Todo lo contrario, la mayoría de las veces en las primeras etapas del emprendimiento, crece. Después de todo has entrando a una habitación obscura, lleno de preguntas, tanteando y encontrando objetos a tu alrededor que sólo puedes determinar su forma y dimensión al palparlos, esto es; viviéndolo, enfrentándote a él y descubriendo si es un obstáculo o una oportunidad.

A medida que pasa el tiempo, la experiencia y dependiendo de cómo hayas decidido caminar por esa habitación, la incertidumbre se reduce, puede mudar sus motivos, pero esta sensación en menor o mayor medida, te acompañará siempre.  La negación puede ser peor que dejar que se apodere de ti y te detenga; porque la negación de una sensación tan poderosa, generalmente te llevará a actuar impulsivamente, ejecutando muchas acciones de forma desordenada con el fin de acabar con la sensación lo antes posible y esto; tendrá un sólo resultado: caos.

El Reto está en actuar con serenidad e inteligencia ante ella. 

Recuerda que el sentido de la vista no es el único que tenemos y que nos ayuda a andar por la vida; por tanto lo obvio y visible no basta para tener éxito. El camino que elijes al ser emprendedor, puede que no sea el más común, el más transitado, recto, claro y “seguro” pero es tu camino y, como en la vida; el camino es siempre tuyo, único y a tu medida; es decir, que ¡Tú puedes transitarlo con Éxito! Si te propones hacerlo desde la calma y con inteligencia.



Fuente: www.lointegral.com

Las siguientes variables -para no seguir llamándolas ‘plagas’- que se presentarán en el camino del emprendimiento y que, pretendo dedicar un post a cada una,  son:

2. Desconocimiento.

3. Improvisación.

4. Inconstancia.

5. Opinadores.

6. Factor tiempo.

7. Capital.

Por razones de tiempo online y volumen de información no suelo ni recomiendo artículos extensos; un artículo por variable lo hará más enriquecedor para todos.

No dudes en dejarme tu opinión, comentar tu experiencia y si te has enfrentado a otras variables, cuéntame y comparte esa experiencia.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*