Planeando el Emprendimiento

Cuando decidimos independizarnos, trabajar por nuestra cuenta, indiferentemente de si es con una empresa propia, un modelo de negocios probado, como representantes de alguna otra empresa que se apoya en emprendedores o comercializar productos que elaboramos; sin importar la magnitud de la idea de negocio… Esta acción de intentar ganar dinero a través de acciones propias sin relación de dependencia, lo llamamos emprendimiento.

Hoy haré el énfasis en esa frase “ganar dinero a través de acción propias” porque una cosa es ganar dinero, otra la independencia económica y otras las acciones propias que todo esto implica. Estarás de acuerdo en que, una cosa es ganar dinero y otra -muy diferente- es llegar a tener independencia económica, entonces; el emprendimiento además de hacernos ganar dinero debe estar orientado a impulsarnos a ser económicamente independientes.

Fuente: elsobacodejulia.blogspot.com

Como decía, otro aspecto muy diferente de la frase pero muy importante son las acciones propias que implican ganar dinero. Dicho de forma generalista, lo que vayamos a hacer para ganar dinero y alcanzar la independencia económica (suena a frase de comercial ¿eh?).

Lo cierto es que no basta con tener las ideas y que todas sean geniales, no basta con que tengas un producto o un servicio que sea una necesidad para tu mercado, porque de la idea a que el cliente disfrute de ella, hay un camino por recorrer y este camino no es tan simplista como caminar en línea recta. Cada paso que damos, determina el destino y la forma cómo llegamos a él y cómo lo mantenemos.

Cuando tenemos una idea genial, que va a ser el batacazo, un éxito total; entramos en una suerte de urgencia por llevarla a cabo y rápidamente nos ponemos en marcha y empezamos a ejecutar acciones… Podríamos empezar a venderlo, luego a tomar clientes y luego a atenderlos y en el camino nos damos cuenta que todo este negocio, el emprendimiento, el producto o servicio debe estar mejor organizado, porque nos estamos volviendo locos o -peor aún- le estamos quedando mal al cliente.

Fuente: carlosjurado.org

Puede que nos pase al contrario, tenemos el emprendimiento, los productos o servicios claros, estamos listos pero como no hemos comercializado, nadie sabe quiénes somos  ni qué hacemos. Hemos pasado un tiempo en el desarrollo; ya la cuenta te dice que tienes que facturar pronto porque los recursos se agotan y tú, no tienes ni un prospecto de cliente.

Como ese ejemplo, te puedo dar miles cambiando el orden de las variables a mi antojo y todas las posibilidades nos ha pasado no a uno si no a muchos emprendedores que se hemos encontrado bailando con la improvisación, una variable que afecta -más tarde o más temprano- nuestro emprendimiento de forma, a menudo, catastrófica.

Sí, como lo leyeron: “catastrófica”. La improvisación consume gran cantidad de dinero en tiempo y recursos, además si ya hemos salido al mercado y tenemos clientes, puede hacernos perder unos cuantos y con ellos un aspecto muy valioso; la reputación. Si usted es un emprendedor que busca la independencia económica perder tiempo, recursos, clientes y reputación, es definitivamente una catástrofe.

Fuente: djexpressions.net

La clave obvia es la Planificación pero el Reto implícito no tan obvio es la Paciencia.

Fuente: ahorroyprotecciononline.com

Cuando desarrollamos nuestro emprendimiento es necesario hacer el Plan de Negocio, cuando desarrollamos un producto o servicio éste debe estar en concordancia con el plan de negocio y es necesario hacer el desarrollo conceptual completo, la descripción y el desarrollo por etapas. Para comercializar nuestro negocio, es necesario desarrollar un plan de mercadeo; no importa su envergadura, puede ser desde llamar a los amigos y contarles, hasta una estrategia de mercadeo multi medios; el mercadeo requiere (resumidamente) que lo conceptualices, lo planifiques, lo agendes, lo pongas en práctica, lo midas y lo refuerces o modifiques . No hemos llegado a la gestión administrativa y fiscal y ya tenemos que hacer:

  • Plan de negocio.
  • Plan de mercadeo del negocio.
  • Conceptualización y desarrollo de productos o servicios.
  • Plan de mercadeo de productos o servicios.
Y eso, queridos colegas emprendedores requiere, dicho coloquialmente “mucha nalga en la silla”. Tú que estás enamorado de tu idea y que no puedes esperar salir a vender, satisfacer clientes y ver crecer tu cuenta bancaria; tienes que respirar profundo y canalizar toda esa energía en redactar, misión, visión, valores, identificar mercado, listar productos o servicios, luego de cada uno de ellos redactar objetivos, características, descripción, nicho de mercado, etc, etc, etc y todavía falta el mercadeo ¡Uf! ¡Sí! Te esperan, horas, días y semanas sentado escribiendo.
Seguramente, en este momento el más genial y entusiasta de mis maravillosos emprendedores estará pensando ¿y eso no es tiempo y recursos que se gastan? Y yo te digo, con todo el amor del mundo…

El tiempo y los recursos de la planificación es inversión.

Fuente: www.aztecanoticias.com.mx
Una inversión que al principio es poco valorada pero que trae tantos beneficios al negocio que sólo los más planificados y con más desarrollo conceptual, descripción y desarrollo paso a paso; pueden llegar a ser grandes empresas. 
No olvidemos que el modelo de franquicia es uno de los modelos con mayores conceptualizaciones y normas y este es el secreto de su éxito de este modelo de negocios, la garantía de funcionamiento y el porcentaje más alto del valor final del negocio que paga un empresario cuando adquiere la franquicia, es precisamente el modelo, los protocolos, el funcionamiento y la estructura; en suma los secretos del éxito del negocio; por tanto las horas en esa silla adquieren el mayor valor en el mercado que jamás imaginaste.
Así que ¡No te desanimes! Porque planificar es tan importante para tener éxito, como gatear para el desarrollo motor del cuerpo. No saltes de la cuna e intentes caminar porque aunque logres dar unos pasos, vas a caer y… te va a doler, te vas a asustar y puede que incluso no te atrevas a volver a caminar… Muchísimas ideas geniales de negocios siguen ocultas al mundo porque fracasaron en su salida improvisada al mercado.
Fuente: www.pcactual.com
La paciencia implícita en la planificación es uno de los más grandes retos de los entusiastas emprendedores; sin embargo, lograr el reto de la paciencia te fortalece como empresario y como ser humano y te prepara para los nuevos retos por venir.

Como siempre, no dejen de comentar por aquí o por las redes; sus opiniones y el foro que se abra acerca de estos temas será maravillosamente enriquecedor.

2 comentarios sobre “Planeando el Emprendimiento

  1. Gleymar, creo que en realidad son pocas las personas que tienen el don de la Paciencia. Los que no lo tenemos debemos desarrollarlo y el proceso no es sencillo. Mi consejo en general es que aunque nos tocan muchas horas planificando, plantearse objetivos diarios es una buena forma de medir resultados y de sentir que avanzamos.

    ¡Gracias por participar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*